¿Trauma post-vacacional?

La vuelta al trabajo cotidiano para algunos supone un desánimo y un desasosiego acompañado muchas veces de ciudad-chinauna cansancio físico e incluso mental, lo que parece el efecto paradójico de después de un tiempo de descanso.
Al margen de que las vacaciones hayan sido, o hayan parecido demasiado cortas, demasiado largas, muy divertidas o muy aburridas, la vuelta al trabajo habitual no deja de tener un efecto de reajuste, entre un tiempo idealizado, porque se haya realmente disfrutado en hacer lo que a cada uno más le gusta o porque han quedado muy lejos las expectativas de lo que se ansiaba realizar.
Si bien la palabra “trauma” me parece excesiva y no adecuada para estas sensaciones, sí que podemos encontrar cierta evocación de lo que son las situaciones traumáticas, en tanto que remite a un volver a lo mismo.
Puede ser pues una ocasión para reflexionar qué es lo que nos desasosiega de la rutina que normalmente hemos elegido y cómo encontrar lo nuevo en lo cotidiano.

Anuncios